La primera vez…¿que hice qué?

Cuando hablamos de “sexo”, si nos referimos a “la primera vez”, ¿qué entendemos?

Las respuestas más comunes son en la línea de “la primera vez que has penetrado una vagina” (si eres varón) y “la primera vez que has permitido que un pene entre en tu vagina” (si eres mujer).

Esto es el resultado de un concepto de la sexualidad humana, que ha estado extendido en nuestra cultura durante mucho tiempo, y que está centrado en el placer del hombre y en el coito heterosexual vaginal como su máxima representación.

Los nuevos tiempos nos hablan de la sexualidad como una dimensión humana muy amplia en la que están incluidos el amor, el erotismo, el coito, la seducción, el afecto, la intimidad, el placer, la reproducción, la identidad sexual (me siento mujer, me siento hombre…) la orientación sexual (siento deseo por hombres, por mujeres…). Una dimensión que te permite experimentar o expresar de diferentes formas: pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, actividades, prácticas, roles y relaciones.

De acuerdo con esta nueva manera de entender la sexualidad, responder a la pregunta inicial es más complicado porque cada persona tendría un montón de primeras veces.

Es cierto, que cuando en la vida te toca enfrentarte a los primeros contactos eróticos con otras personas, solemos estar bastante escasos/as de información y de experiencia, y en muchas ocasiones no resultan del todo satisfactorios.

Por eso nos parece importante tener en cuenta algunos aspectos tanto las personas que vayan a tener su primera experiencia erótica compartida, como padres y madres que quieran que la sexualidad de sus hijas/os comience con buenos pasos:

– Tener información fiable sobre los riesgos de embarazo y de transmisión de E.T.S. a los que nos exponemos al tener relaciones con contacto genital.
– Actuar con responsabilidad de acuerdo a esa información.
– Informarse sobre sexualidad: cómo es el cuerpo de hombres y mujeres, qué les pasa cuando desean, cuando se excitan, cuando tienen orgasmos…
– Conocerse, explorarse y descubrir los gustos eróticos propios antes de compartir experiencias con otras personas.
– Procurar que exista un ambiente de confianza, de deseo mutuo y sin presiones de ningún tipo. Si no estamos relajadas/os, si la cabeza está en otra cosa es difícil aercarse al placer.
– Fijarse el objetivo de disfrutar, de pasarlo bien y deshechar los objetivos concretos de penetrar y de orgasmar.
– Ser consciente de que las relaciones eróticas requieren técnica y aprendizaje y no se puede ser experto/a desde el primer día.
– Aprender a comunicarse con quien se compartan las primeras experiencias: transmitir lo que gusta, lo que no gusta y escuchar lo que dice la otra parte .
Las primeras relaciones  pueden resultar muy importantes para la posterior vida sexual de cada persona.

Video La primera vez para jóvenes
La primera vez, del blog “Feministas ácidas”

Fernando Alonso
Experto Universitario en Sexualidad Humana.
Máster en Promoción de la salud sexual.
Miembro de la AES 
www.aes-sexologia.com

Te lo ha ofrecido el Juego de Mesa erótico:
Trivial de sexualidad “Sexoguay”

www.sexoguay.com

 

Sexoguay caja

 

Acerca de Sexoguay

Gerente de la tienda erótica Sexoguay-Haizegoa. Experto Universitario en Sexualidad Humana. Máster en Promoción de la salud sexual. Miembro de la AES Director del equipo que ha hecho el juego erótico Trivial Sexoguay
Esta entrada fue publicada en Sexualidad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s