Patxi con su regalo y…

Patxi llega a casa cansado, son las 3 de la mañana y la celebración de su cumpleaños se ha alargado a pesar de ser día de labor.
Para coger sueño, cuando llega, le gusta tumbarse un rato mirando tranquilamente cualquier cosa en la TV. Cuando ya ha cogido postura relajada, le viene a la mente uno de los regalos que ha recibido: un huevo, que dicen que es para “hacerse pajillas”.
Se incorpora y va a buscarlo. Lo abre, lo saca de la carcasa, lo palpa…¡mmm que suave!
Es hueco y tiene algo dentro… ¡Ah!, es el sobre de lubricante. Lo saca y mete dos dedos comprobando el suave material del interior del huevo.
Después del examen del regalo, se dispone a utilizarlo. Da un repaso a las canales para ver si pilla algo estimulante, pero no es así. Cierra los ojos y empieza a recordar la breve escena que vivió el fin de semana con su amiga y deseada Maite:

“…estaban varios amigos/as en un bar sentados/as alrededor de una mesa y cuando llegó Maite no había ninguna silla libre. Ella, para incorporarse al grupo, le pidió a Patxi que le dejase sentarse sobre sus piernas. Patxi le asintió encantado, pero a partir de ahí ya no escuchó conversación alguna. Se dedicó a sentir el cuerpo de su amiga. Cada movimiento de Maite era una inyección de excitación…”
Recordar la escena ha tenido un efecto rápido en Patxi, su pene está en erección. Ahora ya está preparado para catar el “regalito”. Abre el sobre de lubricante y vierte la mitad en la entrada del huevo y la otra mitad en la cabeza de su pene…y los conecta….
¡Mmm ¡Que frescura! Hace algún movimiento arriba-abajo y vuelve a cerrar los ojos…

Maite ha ido cogiendo postura y está ahora perfectamente acoplada a  la entrepierna de Patxi. Éste saborea los pequeños movimientos de Maite, siente mucha presión en su “sexo” y…”

Ahora Patxi se olvida de lo que de verdad pasó y se deja llevar:

están solos y él recorre de arriba abajo con sus manos la espalda de Maite, de vez en cuando lleva sus manos hacia los pechos, los acaricia mientras le besa en el cuello apretando sus cuerpos y sintiendo su erección contra el precioso culo de Maite. En esto Maite se levanta, se quita el pantalón y se monta encima de Patxi, cara cara,  y comienza a cabalgar sobre sus piernas”

¡Ahhhhhhhhh!
Patxi sigue con los ojos cerrados pensando en Maite, ha eyaculado dentro del huevo y se queda quieto sujetando el huevo en su pene. Se relaja, y antes de darse cuenta se queda dormido en la butaca con una mediasonrisa, semidesnudo y con la mano agarrando el huevo sobre su pene…
Sus sueños le llevan de nuevo hacia Maite.    

Te lo ha ofrecido el Juego de Mesa erótico:
Trivial de sexualidad “Sexoguay”

www.sexoguay.com

Sexoguay caja

Anuncios

Acerca de Sexoguay

Gerente de la tienda erótica Sexoguay-Haizegoa. Experto Universitario en Sexualidad Humana. Máster en Promoción de la salud sexual. Miembro de la AES Director del equipo que ha hecho el juego erótico Trivial Sexoguay
Esta entrada fue publicada en Accesorios sexuales, Erotismo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s