Deseo

El deseo erótico en las parejas estables, no es siempre algo espontáneo, lo suele ser en el comienzo de las relaciones. Pero ese sentimiento de atracción que está presente con mucha fuerza en el enamoramiento, disminuye o desparece con el paso del tiempo. A la mayoría de las  parejas les baja antes o después la intensidad del deseo.

Deseo 01

Son muchos los factores que pueden afectar a este descenso:
– El estrés prolongado, que baja la testosterona y aumenta el cortisol.
– El hipotiroidismo, que altera los niveles hormonales.
– El abuso y/o consumo a largo plazo de drogas como el alcohol y el cannabis.
– Algunos medicamentos como antidepresivos, hipotensores, antiandrógenos y ansiolíticos.

En muchos casos el deseo  tiene que ver con cómo es la relación que se tiene con la pareja y con cómo se vive la propia sexualidad. Pueden afectar negativamente al deseo aspectos como la influencia de una  educación represiva,  el haber sufrido experiencias negativas, la rutina en la práctica amatoria , la pereza de empezar, la frustración por la caída de expectativas de la relación, los cabreos internos con la pareja,  la llegada de hijos/as…

Deseo 02

Si queremos mantener el deseo, tenemos que estar dispuestos/as a trabajar para ello. Lo primero será detectar por qué nos ocurre. Si es el estrés el que  lo provoca, habrá que aprender a gestionar el tiempo, aprender a decir que no, a relajarse y a desconectar de las preocupaciones.

Si tenemos una enfermedad que afecta al deseo por sí misma o por su medicación, tendremos que buscar soluciones con la ayuda del profesional de la salud que nos trata.

Si lo que afecta negativamente al deseo es la mala educación recibida, habrá que desaprender lo aprendido y descubrir una nueva visión de las relaciones sexuales cuyos objetivos más importantes sean el placer y la comunicación y no la penetración y el orgasmo.

Si hemos caído en la rutina tendremos que buscar cambios para recuperar el deseo: sacar el “sexo” de la cama, incorporar cosmética erótica, o juguetes, explorarse los cuerpos, proponer juegos, trabajarse los encuentros…

Hay que entender que el deseo no surge como en las películas. Para que el deseo aparezca, hay que dedicarle tiempo y trabajo: hay que cuidar el aspecto físico para nuestra pareja aunque ya la tengamos conquistada porque el aspecto sexy aumenta el deseo; hay que buscar espacio y tiempo para la intimidad, hay que meter los encuentros íntimos en la agenda; hay que entender que un encuentro íntimo no significa obligatoriamente penetración y orgasmo…

Deseo 03

Y tanto para detectar el origen de la falta de deseo como para recuperarlo es muy recomendable visitar a un profesional especialista en sexualidad.

Fernando Alonso
Experto Universitario en Sexualidad Humana.
Master en Promoción de la salud sexual.
Miembro de la AES 
www.aes-sexologia.com

Te lo ha ofrecido el Juego de Mesa erótico:
Trivial de sexualidad “Sexoguay”

www.sexoguay.com

Sexoguay caja

Acerca de Sexoguay

Gerente de la tienda erótica Sexoguay-Haizegoa. Experto Universitario en Sexualidad Humana. Máster en Promoción de la salud sexual. Miembro de la AES Director del equipo que ha hecho el juego erótico Trivial Sexoguay
Esta entrada fue publicada en Sexualidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Deseo

  1. Pingback: ¿Sabías que…? | Sexoguay

  2. Pingback: Deseo erótico 02 | Sexoguay

  3. Pingback: Juegos de mesa | Sexoguay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s