Masturbación

MASTURBACIÓN
El congreso mundial de sexología afirma:
“ la masturbación es una fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.”

Consejos para disfrutar de la masturbación en solitario:

– Conoce bien tu cuerpo,  explóralo. Donde no llegues a verte, pálpalo, usa un espejo.
– Aprende a gustarte, a quererte, a seducirte, a masajearte.
– Antes de aprender a dar placer a otras personas debes ser experta/o en tu propio cuerpo.
– Antes de aprender a obtener placer en compañía debes aprender a disfrutar de tu cuerpo estando a solas.
– Si te lo pide el cuerpo, mastúrbate con la regularidad que lo requiera. Si no te lo pide no lo hagas.
– Experimenta. Que tu masturbación sea variada: cambia de lugar, de objeto de excitación, cambia la manera de estimularte, varía la intensidad, cambia de fantasía… No dejes que sea una rutina.
– Juega con el momento de acercarte al orgasmo pero sin llegar a tenerlo, te enseñara a controlarte.
– Usa lubricante basado al agua, es una manera de variar
– Prueba algún juguete: pueden variar tus sensaciones e intensificar los orgasmos. Y puede ser divertido.
– La masturbación te permite fantasear sin límites, aprovéchate de ello.

La masturbación en pareja puede ser un juego muy agradable.

Consejos para una masturbación a ellas:
– Prepara tus manos, que estén hidratadas, suaves, sin joyas,  y las uñas cortas. Si tienes la piel muy áspera puedes probar unas fundas delicadas para los dedos.
– El masaje en el clítoris suele ser el mejor sistema para masturbar a una mujer, pero lo mejor es que ella te informe de cómo le gusta que lo hagas.
– Con lubricante basado al agua puede ser más agradable. Si  el lubricante está frío, caliéntalo antes con tus manos.
– Acércate lentamente hacia su zona íntima. Puedes empezar las caricias cuando aún tiene ropa. Aunque para masturbar bien es mejor liberarse de ropas por completo.
– Antes de empezar a acariciar el clítoris, juega en los alrededores: acércate a la zona sin tocarlo, luego con los dedos pequeños toques, varía la presión de tu mano. Empieza con caricias suaves y lentas y vete aumentando presión y ritmo.
– Para descubrir la cabeza del clítoris, se puede necesitar calentamiento: antes de acariciar la zona genital puedes usar caricias, besos, abrazos y susurros para elevar su excitación.
– Combina las caricias en el clítoris con cierta presión sobre la vulva.
– La estimulación manual del clítoris suele ser más efectiva que la penetración vaginal para conseguir el orgasmo femenino.
– Los juguetes pueden facilitar la estimulación genital. La vibración es una forma efectiva de estimular zonas erógenas.
– Pídele que te transmita su estado de excitación mediante, gemidos u otro tipo de mensajes. Asegúrate de que habláis el mismo lenguaje ( ¡ay!, puede significar daño o placer).
– Dile que se masturbe y fíjate en cómo lo hace.
– Si ya sabes como le gustan las caricias en el clítoris, también puedes usar, además de los dedos, otras partes para acariciarle: nudillos, palmas, pierna, lengua, labios…
– La penetración se puede acompañar  de caricias en el clítoris.
– La zona que rodea a la salida uretral, también puede ser estimulable.
– Cuando una mujer ya esta excitada, se puede estimular su punto “G”: se encuentra en la parte superior interna de la vagina, unos 3-5 cm hacia adentro. Esta zona se dilata con la excitación y entonces puede ser estimulada introduciendo uno o dos dedos, realizando pequeñas presiones y con el movimiento “ven para acá”.
– La masturbación es una forma rápida y fácil de dar placer, puede ser un buen regalo.
– Busca qué técnicas le gustan a la persona con la que compartes el encuentro. Cuando las descubras, usa una estimulación: CONTINUADA Y CONSTANTE.
– Pregúntale qué le gusta que hagas cuando ya haya tenido un orgasmo: que sigas con movimientos más lentos, que sigas igual…
– La eyaculación femenina es la expulsión de un líquido que se forma en la esponja uretral y que no es orina. Puede darse antes, durante o después del orgasmo. La cantidad varía de unas gotas a chorro.

Betty Dodson
Vídeo técnicas masturbación femenina
Una masturbación cualquiera

MASTURBACIÓN A ELLOS:
– Prepara tus manos, que estén hidratadas, suaves, sin grandes uñas ni joyas  y las uñas cortas. Si tienes la piel muy áspera puedes probar unas fundas delicadas para los dedos.
–  Puedes empezar las caricias cuando él aún tiene ropa, pero para masturbar bien es mejor liberar el pene por completo. Antes de empezar a menear el pene de arriba abajo, juega con él: acércate a la zona sin tocarlo, luego con los dedos pequeños toques, recórrelo entero, agárralo, varía la presión de tu mano…
– Luego haciendo movimientos de arriba-abajo, recorre toda su longitud. La velocidad y la presión pueden ir variando, pero será él quien te diga cómo le gusta.
– Con lubricante basado al agua puede ser más agradable. Si le parece que el lubricante está frío, caliéntalo antes con tus manos.

– Puedes hacerlo en varias posturas:
Frente a él y de rodillas.
A su espalda y agarrándole el pene desde atrás (como si fuese su   mano).
Tumbados de costado.
Sentándote encima de su pecho y mostrándole tu culo.
Puedes usar una o dos manos.
– Pregúntale cómo le gusta. Mientras le masturbas, dile que te mande mensajes con gemidos de su estado de excitación.
– Dile que se masturbe y fíjate en cómo lo hace.
– El glande es muy sensible, si el prepucio lo puede tapar, puedes actuar cubriéndolo con éste con tus movimientos. Si no también puedes usar lubricante (de agua o silicona).
– Cualquier accesorio que vibre te permite acercarlo al pene a la vez que juegas con él. La vibración puede ser estimulante en algunas zonas erógenas.
– Al acercarse al orgasmo, muchos hombres prefieren un bombeo, firme y constante, sin parar. Con mayor ritmo que al principio.
– Pregúntale qué le gusta cuando haya eyaculado: que sigas con movimientos más lentos, sujetar firme y apretar, parar por completo cubriendo el glande…
– La masturbación es una forma rápida y fácil de darle placer, es un buen regalo.
– Ten a mano algo para limpiar el semen cuando acabes. Es un detalle si le quieres ayudar a limpiarlo.

 

Masturbación en compañía:
– Aprende a masturbar a las personas con las que compartas tus encuentros según sus gustos.
– Pregúntale, escucha y observa los mensajes de su cuerpo.
– Podéis jugar a masturbaros a vosotros mismos/as, pero a la vez, frente a frente, sin tocaros pero disfrutando de lo que hace la otra/el otro. En este juego puedes disfrutar de que te están observando y de lo que estás viendo.
– También podéis hacerlo alternando, mientras una/o se masturba, el otro/a observa. Los dos papeles pueden ser interesantes, de mirón/na y de exhibicionista.
– Masturbaos mutuamente a la vez: se lo haces a la persona con la que compartes el encuentro mientras ella te lo hace a ti.
– Uno/a de las/os dos se deja masturbar y disfruta de las habilidades de la/el otra/o. Y luego cambio de roles.

La masturbación es una opción más en el juego erótico compartido, si te atrae proponlo en tus encuentros.

Fernando Alonso
Experto Universitario en Sexualidad Humana.
Master en Promoción de la salud sexual.
Miembro de la AES 

Te lo ha ofrecido el Juego de Mesa erótico:
Trivial de sexualidad “Sexoguay”
www.sexoguay.com

 

Acerca de Sexoguay

Gerente de la tienda erótica Sexoguay-Haizegoa. Experto Universitario en Sexualidad Humana. Máster en Promoción de la salud sexual. Miembro de la AES Director del equipo que ha hecho el juego erótico Trivial Sexoguay
Esta entrada fue publicada en Sexualidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Masturbación

  1. Pingback: Semana santa | Sexoguay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s