Sueños eróticos. Por Incisex.

Un artículo interesante de sueños eróticos publicado por el Instituto de ciencias sexológicas Incisex:

 

El lenguaje del sexo durante el sueño

Artículos de sexología y sexualidad. El lenguaje del sexo durante el sueño

No hay barreras ni censura para los sueños que se manifiestan con signos y símbolos peculiares.

EL OCULTO LENGUAJE DE LOS SUEÑOS ERÓTICOS

El lenguaje de los sueños eróticos tiene su propia dinámica, su lógica interna, muchas veces en dependencia de la vida real. Desde luego, una cosa cierta es que su lenguaje es interpretable y que tiene su relación con la vida de quien los tiene. Hay mujeres que sueñan con columnas o torres, símbolos evidentes del falo masculino. Muchas mujeres serian incapaces de confesarse a si mismas que sueñan con el pene masculino. Pero en el lenguaje de los sueños la realidad directa se muestra simbólicamente a través de un lenguaje indirecto. Por ejemplo, el sueño de una mujer soltera, de veintiocho años, que consistía en que detrás de una columna de unos soportales se caía desmayada y venían los bomberos a ayudarla…

O el sueño de un joven de veintidós años, tímido él, devorado por «caníbales salvajes», lenguaje que evoca sus deseos fuertes y su timidez e incapacidad para no hacer nada. Este chico —mientras soñaba con esta imagen, que le venía con frecuencia— en su vida real se debatía en querer flirtear con una chica a la que quería, pero a la que no se atrevía a dirigir la palabra. “

SIGNOS Y SÍMBOLOS DE LOS SUEÑOS: OBJETOS PUNTIAGUDOS Y CÓNCAVOS

Hay una serie de elementos simbólicos que aparecen en los sueños siempre con sentido directamente referido al deseo sexual. Signos a los que popularmente, inconscientemente, se ha ido dando una atribución erótica determinada. Los objetos puntiagudos, por ejemplo, serían simbolizantes del sexo masculino; los objetos cóncavos señalarían el sexo femenino.

Hay símbolos oníricos más directamente relacionados con el sexo y otros que son más rebuscados, pero que la persona misma carga de una gran cantidad de emotividad erótica sobre ellos. Por ejemplo, el hecho de comer puede que haga pensar en el hambre. Sin embargo, en el fondo del inconsciente, la acción de comer es asimilable a la relación sexual.

De igual modo, un chico muy preocupado por la masturbación, que practica exageradamente, a su juicio, sueña que pierde lo que tiene por todas partes, desde sus cosas personales hasta sus miembros, su pelo, sus gafas, etc. La idea básica le hace pensar inconscientemente en una pérdida que él considera excesiva y que quisiera mantener. De ahí que muchos objetos que pierde pueden hacer pensar en el problema de fondo que vive.

LOS SUEÑOS NO TIENEN CENSURA: PUEDEN SER DELICADOS U OBSCENOS

Los sueños no conocen la censura. Quiere esto decir que los sueños eróticos pueden ser desde delicados y sensibles hasta aparentemente obscenos, y —para muchas personas incluso─ degradantes. De todas formas, bueno es pensar que todos estos conceptos están muy moralizados, especialmente cuando se trata de la sexualidad.

Un ejemplo: a una mujer le gusta mucho una penetración anal de su marido. Esta mujer piensa esto y le parece algo obsceno. No se lo dirá a su marido. Lo ocultará. Nada extraña que nos encontremos en ella un sueño que constate este gusto suyo. Por ejemplo, es el caso de Ángela, mujer de cuarenta y ocho años, que ha oído hablar a una amiga suya de que ella y su marido practican a veces el coito anal, cosa que a ambos les produce un gran placer.

Un buen día el sueño de Ángela tiene otro carácter: ella se encuentra en una reunión con amigos. Es una reunión seria y de etiqueta. Entra un desconocido, se dirige a ella y —a la vista de todos— la penetra por detrás. En este sueño la censura es puesta a la burla pública del modo más ignominioso, si pensamos en categorías de rigor. Lo que en la intimidad sería factible por propia autocensura, por prejuicios, en el sueño se manifiesta a las claras, y cuando más gente hay que lo pueda criticar. Su deseo se proyecta unido al miedo al qué dirán los otros, simbolizado en este caso por una cena de etiqueta.

LA NECESIDAD O EL DESEO DE RECORDAR DETERMINADO SUEÑO

En muchas ocasiones hay personas que saben que han soñado con cosas eróticas y quieren acordarse de ello. Sin embargo, les resulta imposible. El inconsciente y la conciencia son a veces dos mundos muy separados o que se revelan como tal para la persona en cuestión. Del mismo modo, hay que resaltar ciertos caprichos que juega el inconsciente en relación con el espacio y el tiempo, dos coordenadas de nuestro mundo racional y consciente que no tienen por qué estar en el mismo sistema cuando se trata del inconsciente.

Así, por ejemplo, la primera vez que hombres o mujeres sueñan tener relaciones amorosas con personajes de otras épocas, y en lugares en los que nunca han estado. No cabe duda que todo tiene su coherencia dentro de las coordenadas del inconsciente. La dificultad reside en encontrarlas e interpretar ciertos sueños que tienen esas modalidades.Una cosa cierta, al menos, puede ser el deseo de evasión ante un problema no agradable o la renuncia a algo que da miedo en el presente, aquí y ahora.

DE SU INTERPRETACIÓN

A veces se dan sueños de verdaderas patologías cuando se les mira desde la vida consciente. No hay por qué preocuparse. Una buena cosa es no ser ni víctima de los sueños ni reírse de ellos o despreciarlos. Conviene tenerlos en cuenta, como conviene tener en cuenta el inconsciente, que es parte de uno mismo.

Hay muchas clases de sueños que son geniales y, juzgados por mediocres morales, terminan por ser tomados como perversiones o patologías. El lector debe ser muy consciente de esto, sobre todo sí en algún momento se ha sentido intrigado o interesado por el significado de sus propios sueños.

http://www.sexologiaenincisex.com/contenidos/kiosko/articulo_n.php?id=132&cat=3

Te lo ha ofrecido el Juego de Mesa erótico:
Trivial de sexualidad “Sexoguay”

www.sexoguay.com

 

Anuncios

Acerca de Sexoguay

Gerente de la tienda erótica Sexoguay-Haizegoa. Experto Universitario en Sexualidad Humana. Máster en Promoción de la salud sexual. Miembro de la AES Director del equipo que ha hecho el juego erótico Trivial Sexoguay
Esta entrada fue publicada en Sexualidad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s