Bolas Chinas

BOLAS CHINAS- BOLAS DE GEISHA

El uso de las bolas chinas por las mujeres favorece el fortalecimiento del suelo pélvico. Puede tener  beneficios para la salud femenina: mejorar la sensibilidad vaginal, favorecer la lubricación, aumentar el deseo, mejorar los orgasmos, evitar pérdidas de orina, fortalecer la zona para un posible parto y postparto.

Hoy los profesionales de la salud están recomendando su uso por los beneficios que tiene en las mujeres que las usan.
Su uso adecuado es dar paseos con regularidad con ellas introducidas en la vagina.
Hay bolas chinas con diferentes pesos, incluso puede ser una sola bola y no dos para casos en los que el suelo pélvico está en mal estado y no soporta el peso.

 ¿Qué son?

 Son dos bolas unidas que contienen otra bola pesada suelta en su interior y una anilla o cuerda en uno de los extremos. Pueden ser de silicona, látex y otros materiales.

 ACBOLA2034

Suelo pélvico

El uso de bolas chinas está recomendado para fortalecer los músculos del suelo pélvico femenino. Son los músculos que sujetan en buena posición la vejiga, el útero y el recto. También controlan que funcione bien la abertura uretral para orinar, y si están débiles se pueden producir pequeñas pérdidas al toser o al reírse.

Beneficios del uso de las bolas chinas y de hacer los ejercicios de Kegel (contracción y relajación):
–         Fortalece el suelo pélvico.
–         Corrige problemas de pequeñas pérdidas de orina.
–         Recuperación después de un parto.
–         Mejora la lubricación.
–         Mejora la sensibilidad vaginal.
–         Ayuda en algunos de los cambios que se producen con la menopausia.
–         Aumenta el deseo sexual.
–         Mejora la vida sexual, orgasmos más intensos.
–         Mayor capacidad para dar placer al pene que entre en la vagina.

 

¿Cómo se usan?  ¿Cómo colocarse las bolas chinas?

Se introducen en la vagina dejando el extremo de la cuerda fuera. Para meterse las bolas hay que mojarlas en lubricante de base de agua (si la entrada vaginal se ha secado, puede ser necesario aplicar lubricante para sacarlas). Es parecido a colocarse un tampón.

Antes de empezar conviene relajarse. Tómate tu tiempo. Si estás nerviosa, la zona se tensa y es más difícil.  Busca la posición que sea más cómoda para ti, en la que te encuentres más relajada:
–         sentada en el W.C con las rodillas bien abiertas.
–         inclinada ligeramente con las rodillas flexionadas y separadas.
–         de pie colocando un pie en el W.C.
–         tumbada en la cama con las piernas abiertas.

Pon un poco de  lubricante en el extremo de la bola china que vas a introducir primero.
La cantidad de lubricante necesario depende de si estás o no lubricada y también de tu gusto, pero añádelo poco a poco para sentirte cómoda. En una musculatura débil puede ser que las bolas resbalen más fácil y se salgan si tienen mucho lubricante.

Respira varias veces, relájate y con una mano puedes abrir tus labios y con la otra empujar la primera bola por la abertura vaginal y en dirección hacia tu espalda. Si la bola no entra haz pequeños movimientos para facilitar su entrada. Luego la segunda bola entra más fácil, y el cordón queda fuera. Si no las has metido con suficiente profundidad se te pueden salir.

ACBOLA3165

Si tienes molestias, vuelve a respirar y a relajarte y cambia un poco el ángulo de inserción cuando las empujes hacia dentro de tu vagina.

Si están bien colocadas, apenas las vas a sentir hasta que empieces a moverte. Paseando o con actividades que te hagan mover empezarán las bolas a trabajar por sí solas.

Si a pesar de esto, no consigues colocarlas o te provocan molestias consulta a tu ginecólogo.

Si la musculatura está muy débil puede ser que al ponerte de pie se te salgan. En ese caso:

–         Puedes colocártelas tumbada y contraer unos segundos la musculatura pélvica y luego relajarla. Practica todos los días unos 10 minutos hasta que consigas aguantarlas dentro estando de pie.

Practica gradualmente, aumenta el tiempo de llevarlas puestas poco a poco de acuerdo con la fortaleza de tu musculatura. Puedes empezar la primera semana por 15 minutos y luego aumentar a 30 minutos. Los primeros días pueden provocar agujetas.

Es un ejercicio físico que con el paso del tiempo pronto notarás los efectos.

Al caminar las bolas chinas trabajan tu suelo pélvico, pero si cada vez que te acuerdes realizas unos ejercicios de contraer y relajar la musculatura, aún será más efectivo.

El peso de las bolas chinas varía: si crees que tienes el suelo pélvico débil, usa las de menos peso o las que son una sola bola. Si usando la de menos peso la bola se te cae, es que la musculatura está muy dañada y te recomendamos que visites a tu médico.

Las bolas chinas son el accesorio sexual que eligen la mayoría de mujeres como primer artículo para incorporan a su vida sexual. Es probablemente el artículo más vendido de los juguetes eróticos.

 ACBOLA2165

 

Puedes practicar con tu pareja:

Colócate cómoda, tumbada, las piernas un poco flexionadas y abiertas. Tu pareja con un poco de lubricante te introduce una de las bolas, luego intenta sacarla,  y tú intentas evitar que salga haciendo fuerza con tu musculatura. Repetir varias veces el ejercicio.

Historia

Una de las teorías se remonta al antiguo Japón feudal.: la leyenda dice que fueron  creadas debido al irrefrenable deseo sexual de un importante emperador. Los consejeros del emperador diseñaron unas bolas de marfil que introducidas en la vagina preparaban a las concubinas para tener relaciones con el emperador sin que éste tuviese que entretenerse en los preliminares sexuales.

También se atribuye su uso a las Geishas, que podrían haberlas utilizado para fortalecer su musculatura pélvica, y como juego erótico. De ahí que también se conozcan como bolas de geisha.

Una idea
¿Por qué no bailas con las bolas chinas puestas?
Un día de baile con tu pareja, ponte las bolas. Podéis disfrutar de una bonita experiencia, graciosa, inolvidable, de mucha complicidad que no olvidaréis.

ACBOLA5004

Placer y bolas chinas

Las bolas chinas también se han utilizado y se utilizan como instrumento de placer. Y hasta en su origen, parece que se utilizaban para facilitar la lubricación.

Una buena salud sexual es imprescindible para la salud física y mental y las bolas chinas te ayudan a cuidar tu salud.

Puedes usarlas como un juguete  para estimular tu zona genital, su forma redondeada y su tacto suave son ideales para ello.

 Bolas chinas preguntas frecuentes

Fernando Alonso
Experto Universitario en Sexualidad Humana.
Master en Promoción de la salud sexual.
Miembro de la AES
www.aes-sexologia.com

Te lo ha ofrecido el Juego de Mesa erótico:
Trivial de sexualidad “Sexoguay”

www.sexoguay.com

Acerca de Sexoguay

Gerente de la tienda erótica Sexoguay-Haizegoa. Experto Universitario en Sexualidad Humana. Máster en Promoción de la salud sexual. Miembro de la AES Director del equipo que ha hecho el juego erótico Trivial Sexoguay
Esta entrada fue publicada en Accesorios sexuales y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Bolas Chinas

  1. Pingback: Bolas chinas. Bolas Lelo. | Sexoguay

  2. Pingback: Ejercicios de Kegel | Sexoguay

  3. Pingback: Maite pasea con sus bolas | Sexoguay

  4. Pingback: Bolas chinas… recordando | Sexoguay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s